octal-address-diagram

Mundos Virtuales de nueva generación creados por los usuarios

Mundos virtuales creados por sus propios usuarios: aquellos MMOs en los que la empresa desarrolladora pone a disposición de las personas que los visitan herramientas de creación de contenidos para que puedan dar forma no sólo a sus propios avatares, sino también al entorno virtual escenario de sus interacciones. El más exitoso hasta la fecha ha sido Second Life, cuyo fundador, Philip Rosedale, ya dijo haberse inspirado en el metaverso de Neal Stephenson (Snow Crash, 1992).

Precisamente tributarios ambos proyectos de este conocido mundo virtual, recientemente estoy recibiendo algunas noticias alentadoras acerca del prometedor futuro de estos mundos virtuales de la mano de las nuevas tecnologías de realidad virtual que decididamente apuestan por el consumo de masas.

El primero, fundado por el propio Philip Rosedale, es High Fidelity, cuya versión alfa ha sido anunciada recientemente y a la cual todavía es posible solicitar su inscripción.

La propuesta diferencial de High Fidelity es permitir a sus usuarios una interacción más rica con y entre sus avatares en este mundo virtual mediante la utilización de sus propios dispositivos (smartphones, tabletas y ordenadores) que contribuirán a construir experiencias de simulación más completas. A esto hay que sumar el empleo de voxels (unidades de construcción 3D del mundo virtual que permiten al usuario modificarlo a su antojo, como ocurre con el conocidísimo Minecraft o el esperado Everquest Next de Sony Online Entertainment, cuya herramienta de construcción de contenido virtual, Landmark, ya está en fase beta). Estos voxels prometen poder ser escalados hasta tamaños cercanos al molecular y disponer de complejas propiedades físicas, con la intención de poder ser empleados para simular entornos de enorme belleza y complejidad. Y, por supuesto, empleando tecnologías de realidad virtual como Oculus Rift para terminar de sumergirnos de lleno en el mundo digital. La siguiente fotografía muestra a Philip Rosedale interactuando en High Fidelity empleando unas Oculus.

Rosedale en High Fidelity

Por cierto, Cory Ondrejka, co-fundador de Second Life junto con Philip Rosedale, es ahora el responsable de la división móvil de Facebook, compañía que adquirió hace unos meses la compañía desarrolladora de las Oculus Rift por 2 mil millones de dólares. ¿Cuánto es dos más dos? El señor Zuckerberg debe de tener claro qué hacer con esta tecnología, cuando recientemente ha afirmado que no sólo garantiza la viabilidad del proyecto y su comercialización en un futuro (más o menos) cercano, sino que pretende venderlas al gran público a precio de coste.

Esto nos lleva al segundo proyecto que se está desarrollando, por ahora, en la sombra: la semana pasada Linden Lab transmitió una nota a un conocido blogger en la que aseguraba estar ya trabajando en el desarrollo de un nuevo proyecto de mundo virtual de nueva generación (sin nombre conocido hasta la fecha), tributario de Second Life pero de nueva planta, empleando las nuevas tecnologías inmersivas de las que se dispone hoy y con las que no se contaba a principios de los 2000 cuando el equipo de Rosedale estaba diseñando y construyendo el mundo virtual que terminaron lanzando en 2003.

Prometedores tiempos para la lírica de la inmersión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *